Por la pandemia, 8 de cada 10 empresas modificaron sus políticas de rendición de gastos

Buenos Aires, Argentina – 7 de septiembre de 2020 – El 17,3% de los gastos evaluados en auditorías independientes efectuadas por el equipo de profesionales de SAP Concur para empresas de diversas industrias y segmentos es rechazado debido a que no cumple con las políticas corporativas, cifra muy por encima del 1,1% de rechazos internos que se producen en promedio. Según la Asociación de Examinadores de Fraudes de los Estados Unidos, los fraudes en los reportes de datos a nivel global producen en las empresas pérdidas de hasta US$200.000 al año.

El servicio de auditoría de SAP Concur propone, precisamente, una revisión minuciosa y un control que, al ser externo, carece de subjetividades, excepciones o sesgos, para garantizar el cumplimiento y la adopción de las políticas de gastos de una empresa mientras se reducen consecuentemente los costos. Los reportes analizan los gastos de punta a punta: desde la definición de políticas hasta la rendición y los reportes posteriores.

El ahorro se produce a partir de la situación de detecciones anómalas que van desde la declaración de gastos que no corresponden con la actividad laboral, como puede ser el consumo de alcohol o de cigarrillos “disfrazados” de viáticos por alimentos hasta situaciones absurdas: un vestido de novia que se rindió porque el ejecutivo había invitado a la fiesta de casamiento de su hija a dos clientes o los gastos de salud de un perro pasados como de un humano. Invitaciones a familiares para comidas supuestamente laborales, pasajes en primera clase de avión fuera de los límites permitidos, boletas falsificadas o recibos incomprensibles escritos en otros idiomas se suman a la lista que detecta la auditoría.

La pandemia agregó un nuevo desafío: según datos de la propia SAP Concur, ocho de cada diez empresas modificaron su política de rendición de gastos para incluir elementos como el uso de electricidad en la casa de los empleados, los insumos de bioseguridad y hasta los muebles. En un escenario tan dinámico y cambiante, el control de gastos se hace aún más imprescindible. “Las empresas vieron que existe una necesidad de acompañar a sus colaboradores y que la pandemia cambió el tipo de gasto corporativo necesario para hacerlo, de ahí que hubiera modificaciones en las políticas de rendición de gastos”, explicó Miguel Ruiz, Director de Soluciones para SAP Concur América Latina.

“En un estudio que realizamos entre 500 tomadores de decisión del área de finanzas, el 75% admitió que los presupuestos suelen excederse respecto de lo planificado y que muy pocas veces se detiene la autorización de un gasto por temor a que eso perjudique una posible venta o un negocio”, apuntó Ruiz. “El servicio de auditoría, al ser tercerizado, aporta una mirada objetiva, permite anticipar este tipo de situaciones y, lo principal, impide disrupciones en la calidad del clima laboral”, concluyó.

El Covid-19 acelera la transformación de los bancos en América Latina

De la noche a la mañana, con la irrupción inesperada del COVID-19 en todo el mundo, el modelo de operaciones centralizado de los bancos tuvo que cambiar, y aquellos que ya estaban experimentando una lenta transformación digital tuvieron que acelerarla.

Antes de la llegada de la pandemia, la inclusión financiera ya era un reto para América Latina y el Caribe, de acuerdo al Banco Mundial, el 46% de la población de la región no está bancarizada. Otro dato interesante para analizar es el porcentaje de población adulta con acceso a una cuenta en el sistema financiero: se trata de un 54,4% (aproximadamente 247,3 millones de adultos tienen una cuenta bancaria y realizan sus operaciones en forma presencial). La pandemia hizo visible esta problemática de brecha digital financiera en cierta población de la región, ya que hasta el momento, la única solución conocida para luchar contra COVID-19 es el distanciamiento social o el aislamiento.

Teniendo en cuenta este contexto, muchos gobiernos y empresas se vieron obligados a buscar alternativas para promover la inclusión digital, ya se conocen nuevos servicios de transacción y pagos digitales. Pero al mismo tiempo que están trabajando para mover a los clientes/usuarios hacia diferentes canales digitales, los ciberatques aumentan y son cada vez más focalizados. De acuerdo al último Reporte de Ciberseguridad 2020 de VU Labs, presentado por VU Security, compañía especializada en prevención de fraude y protección de la identidad, el 30% de los más de 500 miembros de organizaciones de 22 países (Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, España, Guatemala , México, Panamá, Perú, República Dominicana y Uruguay, entre otros), aseguran haber sido víctima de un ciberataque, de los cuales el 45% hace referencia a la pérdida de reputación como la consecuencia más frecuente. Otro dato para destacar, es que el 31% de los consultados considera que la mayoría de los ciberataques ocurren por una baja inversión en prevención.

Sebastián Stranieri, CEO de VU Security, sostiene que: “Una de las mejores formas de prevención en lo que se refiere a ataques informáticos es entender dónde están los riesgos. Si bien el error humano sigue siendo el motivo principal por el que se dan la mayoría de los ataques, existen otras herramientas que pueden ser utilizadas como punto de entrada por los atacantes. El 30% de los encuestados para nuestro reporte anual, cree que el punto más vulnerable son los equipos móviles, es decir, todos los smartphones, tablets y otros dispositivos portátiles que se utilizan”.

Será necesario contar con soluciones que garanticen protección y se puedan integrar a los nuevos servicios y canales financieros, que están desarrollando y lanzando al mercado, los bancos, empresas y gobiernos. «Es clave poder integrarse a las herramientas comúnmente utilizadas por la población en general, sin pedirle al usuario que descargue nuevas aplicaciones o que agregue nuevas habilidades a las operaciones financieras que realiza en forma online», explica Stranieri, «Nuestras soluciones de seguridad pueden integrarse a los servicios de validación de identidad WhatsApp (Twilio y WhatsApp para empresas), Telegram, Facebook Messenger, Equipos de Microsoft, Skype, Zoom, entre otros», agrega.

La posibilidad de integrar soluciones de seguridad a las múltiples herramientas digitales, masivamente conocidas y utilizadas por la población, reducirá significativamente el accionar de los ciiberdelincuentes, aumentando la capacidad de las entidades financieras para otorgar beneficios a los ciudadanos, sin que estos se trasladen físicamente a los centros de atención al cliente. «Las personas podrán realizar las operaciones y transacciones en cuestión de minutos, de forma segura, sin moverse de su casa, ni gastar dinero. De esta forma, la brecha de inclusión financiera en la región se irá reduciendo y de a poco, la población que hoy se encuentra por fuera del sistema bancario, pasará a ser incluido de forma digital», afirma Stranieri. Lo cierto, es que para que esto suceda, los usuarios, empresas y gobiernos, tendrán que intensificar los procesos de evangelización y concientización sobre la importancia de la ciberseguridad en la nueva normalidad que el mundo ya está viviendo.

Tips de generación de demanda para empresas en la pos-pandemia

Alfredo Palmieri, CEO de CloudWorks – consultora innovadora especializada en el rubro IT con incidencia en el mercado latino, nos brinda 5 tips para que las empresas puedan mejorar sus canales de captación de nuevos clientes, ofreciendo soluciones innovadoras.

Frente a la pandemia muchas organizaciones han perdido clientes, ingresos y deben salir de una manera creativa. Uno de los aspectos positivos de esta pandemia es el tiempo a utilizar para analizar un negocio u operación.

¿Cómo reinventarse en este contexto?

  • Generar nuevas bases de datos: analizar la expansión del negocio y crear nuevas bases de datos acorde al target que se desea atacar. Probar nuevas segmentaciones de mercado y definir nuevas estrategias de prospección comercial.
  • Acercarse a los prospectos de una forma consultiva: el objetivo es que revisen oportunidades de mejora que antes no tuvieron tiempos de analizar. Un ejemplo a preguntarse sería, ¿Cuáles son los desafíos del cliente? Ó ¿En qué situación se encuentra el cliente?
  • Probar nuevas formas de contacto, desde implementar un asistente virtual a plataformas de mayor complejidad que integran todos los canales digitales para conocer más al público y crear perfiles de compra más personalizadas.
  • Educación sobre los servicios/productos: comunicar a los clientes y prospectos todos los servicios, nuevos features de plataformas, nuevos canales de comunicación e interacción y casos de uso.
  • Preparar casos de éxito: trabajar con los clientes en los logros de servicio/producto y poder cuantificar los mismos. Utilizando indicadores y porcentajes para que los leads conozcan el proceso de transformación que tienen los clientes.

Toda crisis es una oportunidad, y hoy más que nunca CloudWorks es un ejemplo para seguir adelante. La energía, el talento, la formación de equipos y la capacitación continua forman los elementos principales para poder ofrecer servicios que cubran la demanda existente y la que va a venir luego de superada la pandemia.

Mercado laboral post pandemia: cómo es trabajar en una Fintech y qué busca la industria

La crisis global que provocó la cuarentena derivada de la pandemia por el covid19 potenció el crecimiento del ecosistema fintech en todo el mundo. En el caso de la Argentina, el aislamiento precipitó el uso de nuevos medios de pago, lo que generó, a su vez, una acelerada digitalización del sistema financiero. Según estadísticas de la Cámara Argentina que nuclea a las empresas del sector, a la fecha, en el país se registran 6.5 millones de Clave Virtual Uniforme (CVU), el código que habilita el uso de las billeteras digitales, y se estima que ese número podría pasar los 10 millones a fines del 2020.

La misma entidad señaló que el uso de las billeteras digitales durante la pandemia se multiplicó en un rango de entre el 120 y el 800 %, dependiendo de cada caso. En ese sentido, un informe de Kantar Media reveló que, con la llegada del Covid-19, el 76 % de los consumidores en el país ahora prefiere reemplazar el efectivo por los medios de pago electrónicos, incluso una vez superada la crisis.

La adaptación a los nuevos sistemas de trabajo

Así como el virus impuso nuevas dinámicas en materia de pagos e inclusión financiera, también modificó los procesos internos de las empresas. En el caso de la industria fintech, la pandemia aceleró el fortalecimiento de los canales de atención al cliente final y, al mismo tiempo, modificó la gestión de los recursos humanos a través de la digitalización de las relaciones internas en el ámbito laboral.

El trabajo remoto, que aumenta la calidad de vida y modifica los estilos de liderazgo dentro de las compañías, es solo uno de los ejemplos que reflejan la rápida adaptación que demostraron las empresas del sector ante estos nuevos retos.

Uno de los planteos que el Covid-19 introdujo en el mundo de la gestión de talento es la necesidad de usar oficinas. Aunque a algunos les preocupa que con esta nueva modalidad las empresas están perdiendo el capital social que habían logrado construir, la implementación del trabajo a distancia demostró numerosos beneficios. Uno de los más importantes es que los empleados lograron aumentar su productividad.

De acuerdo con un estudio de la firma Cushman & Wakefield, para el cual se entrevistó a más de 50 mil trabajadores de todo el mundo, el 75 % de los empleados afirmó que, a pesar del contexto actual, puede enfocarse efectivamente en actividades grupales e individuales. En ese sentido, según el mismo estudio, ya en la etapa previa al coronavirus, quienes realizaban tareas de forma remota estaban más comprometidos y tenían una mejor experiencia laboral que aquellos que habitualmente concurrían a la oficina.

Además de terminar con los mitos en relación con el trabajo en línea y la baja productividad, la autogestión y el compromiso de los colaboradores, la adopción obligada y acelerada de este nuevo sistema implica que el lugar de trabajo en un futuro no será un único espacio, sino que estará compuesto por diversas ubicaciones en las cuales los empleados encontrarán comodidad, funcionalidad y bienestar. Es por eso que las empresas también deberán innovar fortaleciendo la conexión cultural, el aprendizaje y la capacitación continua, y consolidar el vínculo con clientes y entre colegas.

En Bitso, por ejemplo, buscamos constantemente nuevas maneras de hacer las cosas, aceptando los cambios y adaptándonos a ellos. En este caso, implementamos en todos nuestros procesos la modalidad de trabajo 100 % remoto sin perder la motivación de nuestros equipos y el intercambio diario entre colaboradores. Quizá por eso no sea casual que, en simultáneo con esta transformación, alcancemos el millón de usuarios en nuestra plataforma.

La aparición del Covid-19 en todo el mundo no solo demostró que se puede trabajar sin oficinas ni fronteras, sino que modificó el concepto de trabajo: ahora, más que nunca, lo que se prioriza son los resultados y el bienestar del empleado.

El trabajo del futuro está en la inclusión financiera

Una de las nuevas dinámicas que impuso el coronavirus es la aceleración de la inclusión financiera. Desde hace algunos años, según distintos relevamientos de Forbes, Buenos Aires es conocida en el ámbito de los activos digitales por ser una de las ciudades con el mayor ecosistema de monedas virtuales del mundo.

En este último tiempo, dicho ecosistema en la Argentina y la región creció enormemente. Potenciado por la pandemia del coronavirus, hoy se estipula que el 1.5 % de los argentinos invierte en cripto, lo que implica un aumento del 10 % del mercado en el país respecto del 2018. En ese sentido, el interés global de las personas entre 18 y 24 años por las criptomonedas creció un 80 %.

Este crecimiento es una de las razones por las cuales muchos profesionales están interesados en buscar nuevas oportunidades laborales en este mercado aprovechando la expansión que el Covid-19 produjo en el sector. En tanto las fintechs continúan desarrollándose, aumenta naturalmente la demanda de talento. Así, las expectativas de desarrollo a futuro anticipan lo que será en pocos años un boom de nuevos puestos de trabajo, como ya lo estamos viendo hoy.

Los perfiles que más se buscan

Cuando el coronavirus se haya ido, el trabajo en línea se habrá convertido en una opción definitiva para muchos trabajadores de la industria del conocimiento, y la digitalización del mercado laboral será ineludible para promover la inclusión financiera y revolucionar el futuro de los pagos.

La clave del nuevo mundo será lo ágil, lo eficiente y lo digital, y tanto las empresas como las personas que se interesen en buscar nuevas oportunidades para potenciar su perfil profesional deberán acompañar esta transformación.

Dentro de la industria fintech, los perfiles más demandados son los tecnológicos. Una de las habilidades que más buscan las empresas del sector (y que más cuesta conseguir) es el conocimiento de la tecnología Blockchain. Según un estudio elaborado por Linkedin, esta tecnología dejó de estar identificada solamente con el nacimiento de las criptomonedas y se convirtió en una solución para numerosos problemas.

En ese sentido, de acuerdo con un estudio elaborado por Randstad en mayo de este año, la demanda laboral del ecosistema fintech también está centrada en perfiles del área de TI (como Software Engineer —Mobile y Fullstack—, DevOps, Data Scientist y especialistas en UX), pero también son requeridos los profesionales de otras áreas como marketing digital, desarrollo de productos, atención al cliente y expertos en manejo de finanzas y riesgo crediticio.

Sin embargo, el común denominador de todas las vacantes de este sector en general es la tecnología, ya que buscar trabajo en el ecosistema cripto o fintech implica desembarcar en una industria que soluciona problemas en el presente y apunta a construir el futuro cambiando el mundo de las finanzas.

Los profesionales formados en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés) son los perfiles más demandados en general por aquellas empresas que desean incorporar tecnologías como big data, automatización de procesos, robótica, blockchain, entre otras, según el mismo informe de Randstad.

Finalmente, comprometidas con revolucionar los servicios financieros, empresas del sector fintech como Bitso buscan profesionales que se atrevan a hacer cosas diferentes, promoviendo la innovación y ofreciendo un rápido crecimiento laboral al anteponer por sobre todo el desarrollo del talento de cada colaborador. Ser parte de una compañía del mundo fintech es ser parte de un equipo en donde existen personas que están dispuestas a romper los paradigmas para cambiar el statu quo que tenemos hoy .

Hospitales Inteligentes: Oportunidades y desafíos post Covid-19

Plantear las directrices de un escenario sanitario posterior a la pandemia por Covid-19 implica diversos desafíos, siendo el más relevante la adaptación a la dinámica exponencial de la incorporación tecnológica en el sector hospitalario y clínico.

Más de 200.000 casos de Covid-19 desde que llegó la pandemia a Argentina y una ocupación de camas de la unidad de terapia intensiva muy dinámica que preocupa a todos. Este escenario es inédito para el sistema de salud local, lo que está significando una presión excepcional al recurso humano y tecnológico.

En este contexto, la velocidad de transmisión de datos ha alcanzado una importancia crítica para la continuidad operacional del sistema sanitario. Para sostenerla, es necesario garantizar una conexión estable, sin demoras y sin cortes.

Ahora bien, plantear las directrices de un escenario sanitario post pandemia implica diversos desafíos, siendo el más relevante la adaptación a la dinámica exponencial de la incorporación tecnológica en el sector hospitalario y clínico.

En esto, las TICs refuerzan, ayudan y mejoran el actual modelo de salud, adecuando los recursos sanitarios disponibles a las demandas existentes y futuras. Entre ellas, la Fibra Óptica como medio físico se convirtió en el principal actor en materia de transmisión de datos, totalmente aplicable en soluciones de salud. Sólo por considerar una de sus cualidades más destacadas en este sector, la utilización de redes de fibra óptica evita la interferencia electromagnética en cualesquier equipos hospitalarios, por ejemplo; los equipos de rayos X y tomografías.

La opticalización de la infraestructura hospitalaria, mediante redes PON LAN (Passive Optical Network LAN), ha sido una gran solución en todo el mundo, compuesta esencialmente por Fibra Óptica monomodo en conexiones punto a multipunto. Gracias a la implementación de divisores pasivos, mediante una sola fibra es posible atender múltiples usuarios de red, con total control, y a una banda ancha de alta velocidad.

Además, las redes PON LAN, basadas en la solución Laserway de Furukawa, permiten alcanzar la convergencia entre múltiples servicios, como datos, video vigilancia, equipos electrónicos, dispositivos móviles, servicios de administración y registro electrónico médico (EMR), VoIP, entre otros.

Asimismo, esta tecnología entrega la posibilidad de ampliarse fácilmente a medida que las necesidades de ancho de banda aumentan con nuevos usos, sin la necesidad de realizar más tendidos de cables, lo que es de mucha utilidad, ya que las instalaciones hospitalarias son pensadas a largo plazo y son ambientes críticos que no deberían tener paradas frecuentes

Ya sea para contener los efectos de una pandemia que se prolongue en el tiempo, o para enfrentar las dificultades sanitarias del futuro, mejorar la infraestructura de comunicaciones en los recintos asistenciales, permite a los pacientes recibir servicios de mejor calidad, elevando el nivel de atención, y clasificando a los hospitales a los hospitales y clínicas como instituciones líderes en innovación científica y tecnológica.

En definitiva, el área de la salud hospitalaria y clínica post Covid19, con sus nuevas características, exigencias y desafíos, se beneficiará ampliamente de los avances tecnológicos en conectividad e infraestructura que pueden conseguirse gracias a la opticalización, lo que permitirá modificar por completo la praxis médica y la experiencia de los pacientes.

El impacto tecnológico del COVID-19 en cada industria: nuevas realidades y tendencias IT

Buenos Aires, 4 de agosto de 2020. DataArt, compañía global de ingeniería de software que diseña, desarrolla y respalda soluciones únicas de alta calidad, presentó un white paper que analiza el impacto de la pandemia del COVID-19 en las industrias del turismo, finanzas, seguros, salud, retail, medios y entretenimiento, así como las soluciones tecnológicas que darán respuesta a las demandas de esta nueva normalidad.

Si bien algunos países alrededor del mundo ya han comenzado una reapertura gradual, prácticamente todos los sectores han sufrido importantes cambios y lo seguirán haciendo, y mientras que algunas tecnologías recibirán un enorme impulso, otras dejarán de ser relevantes.

“El coronavirus nos obligó a modificar prácticamente todos los aspectos de nuestra vida, dando lugar a enormes oportunidades para la creatividad y las nuevas tecnologías. En solo unos meses, hemos podido responder con soluciones que, en otro contexto, hubieran tardado años en desarrollarse” afirmó Marcos Mauro, presidente de DataArt para Latinoamérica.

Algunas de las tendencias tecnológicas que se abordan en el documento son:

  • Experiencias touchless
    • Especialmente en la industria del turismo y la hospitalidad, cualquier cosa que hoy requiera contacto, será trasladada a los dispositivos móviles de las personas o emplearán interfaces activadas por el reconocimiento facial o activación por voz. Aumentarán los chatbots y las comunicaciones omnicanal.
  • Mayor uso de datos personales
    • Los datos y las analíticas cobrarán más relevancia porque se buscará desarrollar experiencias cada vez más personalizadas. Las tecnologías de rastreo de contactos estarán en auge y los consumidores aceptarán revelar más información personal propia, por el bien común: datos de salud pública, información del medio ambiente, entre otros. La seguridad informática encabezará todas las agendas.
  • Transformación digital acelerada
    • La adopción de la nube es ahora más rápida que nunca, así como se detecta un aumento en el interés en herramientas de discovery de conocimiento empresarial.
  • El futuro del trabajo remoto
    • Las empresas deben lidiar con la falta de espacio debido a los nuevos requisitos de distanciamiento social, por lo que en muchos casos el trabajo remoto se convertirá en algo permanente. En este contexto, las herramientas colaborativas serán las protagonistas, de la mano con las interfaces conversacionales y las soluciones omnicanal.
  • Desaparición de procesos pocos flexibles y obsoletos
    • Los procesos corporativos antiguos, basados en documentos impresos e interacciones en persona, serán reinventados. Las organizaciones se enfocarán en digitalizar todas las interacciones con sus stakeholders y las tecnologías de automatización inteligente tendrán un papel importante en esta transformación.
  • Seguros en función de su uso
    • Las aseguradoras adaptarán su oferta a las nuevas necesidades y hábitos de las personas, de la mano de una mayor innovación, mejora de la experiencia del usuario y automatización de sus procesos. A su vez, se adoptarán las inspecciones virtuales por medio de dispositivos móviles.
  • Auge de la telemedicina
    • Casi el 75% de las consultas a médicos, guardias y hospitales podrán tratarse de forma segura y eficiente mediante videoconferencias. La salud mental también será virtual: debido al distanciamiento social impuesto y al desempleo generado por la pandemia, habrá un incremento en la necesidad de acudir a este tipo de servicios. Finalmente, habrá un gran impacto en los chequeos médicos relativos a los viajes, que serán parte del proceso de control en todos los aeropuertos del mundo.
  • Servicios virtuales para mejorar la experiencia del cliente
    • Con menos locales físicos y menos clientes “offline”, los vendedores buscarán nuevas formas de centrarse en los compradores individualmente. Será el auge de las líneas virtuales, la realidad aumentada, los probadores virtuales y más.
  • Entretenimiento virtual
    • El streaming llegará a su punto máximo de demanda y el contenido generado por el usuario continuará en aumento. Las tecnologías virtuales serán cada vez más adoptadas, ya sea para ampliar las experiencias presenciales o para trasladarse por completo a la esfera digital.

Fintech 4.0: COVID-19 y su efecto en las transacciones online

El coronavirus se hizo presente cuando el mundo en su totalidad estaba haciendo cada vez más propia la economía en línea. El confinamiento marcó un punto de inflexión en las conductas de consumo, acelerando el crecimiento de las transacciones online. Desde que comenzó el aislamiento en Argentina, según indican desde la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), las ventas por internet aumentaron un 84%, un crecimiento del 38% en órdenes de compra y un 71% en unidades vendidas. Esta aceleración y cambios en los modos de compra, venta y consumo, se advierte mucho más en los rubros esenciales como alimentos, farmacia, productos de limpieza, así como también en entretenimiento y conectividad.

Alternativas como los links de pago, las billeteras virtuales y los pagos con QR en plataformas virtuales, demostraron la posibilidad de reducir el intercambio de efectivo entre personas, y la circulación de éstas, para realizar operaciones de manera presencial. Todo esto, con un solo objetivo, cuidar la salud de la población, al minimizar las posibilidades de contagio del virus.

Según cifras oficiales de PayU, en América Latina, aunque el estado de emergencia desaceleró por unos días algunos segmentos, el número de transacciones aumentó y los sectores que evidencian el mayor crecimiento en el mes de marzo de 2020 con respecto a marzo de 2019 son: Supermercados (86%); Domicilios/Restaurantes (77%); Droguerías (57%); Servicios Médicos (39%); Facturación Electrónica y Pago de Servicios (27%).

A raíz de ello, se pueden delimitar tres tendencias muy marcadas en lo que respecto a los hábitos de consumo en Latinoamérica y el Caribe durante la pandemia de COVID-19, como ser la aceleración en la adopción del comercio electrónico, la priorización de compras de bienes y servicios esenciales, y el incremento en el número de transacciones de débito en el ámbito de e-commerce.

Según BNAmericas, en Argentina aumentó exponencialmente el número de personas que debutaron en la compra online (90% de ellos son adultos), al igual que en otros países de la región, como Brasil y Chile.

De esta forma, el boom del e-commerce es la respuesta esperable a las medidas de aislamiento social, preventivo y obligatorio que en mayor o menor medida rige en todos los países de la región. Pero tal vez, esta tendencia en aumento, también sea el comienzo del triunfo definitivo de la economía de los datos, de las compras y servicios online: menos retail y más catálogo en línea, menos carrito y más delivery, menos operaciones en sucursales y más transacciones en la banca online.

Toda esta revolución fintech, producto de la irrupción del COVID-19, aceleró la transformación e innovación digital en muchas organizaciones. Los empresarios y comerciantes han tenido que recalcular rápidamente su modelo de negocio ajustando sus mecanismos y circuitos de transacciones online, para estar a la altura de las circunstancias y nuevas necesidades del mercado.

Para dar evidencia de esta tendencia, solo nos basta considerar que de acuerdo a información recabada por CACE, desde la última edición del CyberMonday, la cantidad de marcas participantes pasó de 550 a 710 en el reciente HotSale. Esto demuestra que por la pandemia, hay más consumidores y marcas interesadas en el comercio electrónico, y que muchas empresas que no tenían en consideración a la venta online, la debieron incorporar de forma abrupta ante las dificultades que se presentaron para hacer efectiva la venta presencial. En todo este proceso de reestructuración, la tecnología juega un papel clave.

En este sentido, según un análisis presentado por Forbes, se revela que los hits de internet subieron entre 50 y 70% desde que la Organización Mundial de la Salud declaró la pandemia. Siguiendo esta tendencia, es esperable que siga en alza el tráfico y en consecuencia, las empresas aumentarán sus operaciones y servicios digitales. Es aquí donde la industria tecnológica en general, y del software en particular, tienen una gran oportunidad por delante, porque indefectiblemente en casi todos los rubros, negocios y actividades, la migración -parcial o total- hacia lo digital, es inevitable.

Lo cierto es que si bien aún no tenemos certezas acerca de cómo será nuestra vida frente a “la nueva normalidad”, no quedan dudas de que el e-commerce saldrá fortalecido de esta situación, ya que las personas cambiaron sus hábitos de consumo y las empresas realmente revalorizaron la fidelidad y los gustos de sus clientes a través de cientos de plataformas y herramientas online. El usuario tuvo que perderle el miedo a las operaciones en línea, por necesidad y obligación, más que por elección. El Covid-19 empujó a que los negocios adopten estrategias de comercialización de la mano de la tecnología. Se tuvieron que aggiornar rápidamente para no quedar fuera del mercado. Esto recién empieza, el mundo Fintech 4.0 abrirá un abanico de posibilidades en tan renombrada “nueva normalidad”.

Por Javier Minsky, CEO de Virtualmind.

SAP es elegido por el laboratorio Moderna para ayudar a distribuir la vacuna COVID-19

Buenos Aires, 30 de julio de 2020 – El líder global de software SAP, que anunció resultados financieros por más de 6 mil millones de euros en el segundo trimestre de 2020, ha sido seleccionado por Moderna para ayudar a distribuir la potencial vacuna COVID-19 que la compañía farmacéutica estadounidense está desarrollando, afirmó el lunes el CEO de SAP, Christian Klein.

«Moderna acaba de seleccionar a SAP para ayudar con la distribución de la potencial vacuna que está desarrollando», dijo Klein a los analistas en una teleconferencia, discutiendo el desarrollo del negocio de logística y cadena de suministro de SAP.

Moderna Inc. dijo anteriormente que ha comenzado un ensayo de etapa tardía, respaldado por el gobierno de Estados Unidos, para su vacuna, la primera en ser implementada en la administración Trump, bajo el programa anticoronavirus.

Desde 2017, Moderna implementó la plataforma SAP S/4HANA para tener inventarios totalmente integrados, gestionar materiales y procesos contables. Con mejores datos y análisis que proporcionan una base para hace frente a los desafíos actuales y futuros, Moderna está cambiando la forma en que la biotecnología ayuda a los pacientes de forma innovadora.

Practia desarrolló un asistente virtual para COVID-19 y la vuelta a la oficina

Buenos Aires 20 de julio de 2020. Practia, empresa de consultoría en negocios, tecnología e innovación, anunció hoy la disponibilidad de un nuevo asistente virtual desarrollado en la nube, destinado a descomprimir las consultas e inquietudes de clientes y colaboradores a medida que se retome el flujo normal de actividades en el marco de la pandemia de COVID-19.

“A lo largo de estos 120 días de aislamiento social, preventivo y obligatorio, identificamos que el volumen de inquietudes y consultas que han tenido que resolver las áreas de recursos humanos y seguridad e higiene fueron en aumento, muchas veces repitiendo la misma pregunta y generando demoras en otras actividades de estas áreas” señala Ricardo Scattini, Arquitecto de Soluciones digitales de Practia. En este sentido, Practia desarrolló una herramienta automatizada y con los conocimientos necesarios para resolver más de 100 preguntas sobre la enfermedad, sus síntomas, brindar las estadísticas más recientes y la posibilidad de hacer derivaciones según los protocolos vigentes en cada organización.

La plataforma permite crear encuestas, distribuirlas y, de ser necesario, habilitar a que quien responda pueda identificarse, para crear estadísticas de uso organizacional y conocer cuadros de tendencias sobre distintos temas como sintomatología y situaciones de riesgo de contagio, entre otras. “Estas herramientas ayudan a que las organizaciones puedan trabajar de forma temprana acciones preventivas orientadas a resultados concretos y la planificación de la comunicación necesaria para el normal desarrollo de sus actividades”, señalan desde Practia.

El Asistente de COVID de Practia, hosteado en servidores de Microsoft Azure, además incluye preguntas básicas de una consulta médica, ideal para poder acompañar a la persona a resolver cualquier duda sobre sus síntomas particulares y la posibilidad de que la persona se pueda poner en contacto con las autoridades sanitarias correspondientes de modo veloz y preciso.

De bajo costo y fácil implementación, la herramienta se integra con cualquier portal interno o externo y su contratación es mensual.

“Este tipo de herramientas permite resolver al menos unas 2.400 consultas o más por día, con una alta eficacia de derivación o resolución de casos, porque ha sido preparado para preguntar con mucha efectividad acerca de los síntomas, responder con precisión y tiene la capacidad de sumar otros diálogos propios de cada organización en dos semanas”, concluyen desde Practia.

“Este tipo de herramientas permite resolver al menos unas 2.400 consultas o más por día, con una alta eficacia de derivación o resolución de casos, porque ha sido preparado para responder con precisión y tiene la capacidad de sumar otros diálogos propios de cada organización en dos semanas”, concluyen desde Practia. Entre las preguntas más frecuentes sobre el tema se hallan:

  1. ¿Cómo se define un caso de Coronavirus?
  2. ¿Cómo se propaga la COVID-19?
  3. ¿Cuáles son los síntomas de la COVID-19?
  4. ¿Es posible contagiarse por contacto con una persona que no presente ningún síntoma?
  5. ¿Qué debo hacer si una persona cercana es COVID-19 positivo?

Empleo post-pandemia: los argentinos quieren elegir cómo trabajar

BUENOS AIRES, Argentina – 14 de julio 2020 – En Argentina, la cuarentena obligatoria comenzó el viernes 20 de marzo. Durante más de 3 meses de aislamiento social, gran parte de los argentinos está viviendo como trabajadores remotos por primera vez. En este contexto, según los resultados de una nueva encuesta realizada por OnePoll en nombre de Citrix Systems, Inc., las experiencias teletrabajando en cada caso fueron diversas.

No hay dudas de que la “Nueva Normalidad” será muy diferente a aquello acostumbrado por el mundo de los negocios en el pasado. De hecho, de acuerdo con esta investigación, antes de la pandemia de Coronavirus, los trabajadores de oficina de Argentina trabajaban desde casa un promedio de 4.83 días al mes y un 8% dijo nunca haber trabajado desde su casa. Seguramente este porcentaje aumente considerablemente pensando en el futuro del trabajo.

Hoy en día los argentinos están teletrabajando 20 días al mes, por lo que podríamos decir que el trabajo de casa se cuadruplicó por la cuarentena. Puesto de esta manera suena como un dato alentador, sin embargo, no hay que perder de vista que en pocos casos los empleados tuvieron la posibilidad de elegir si preferían o no trabajar de esta manera” comenta Juan Pablo Jiménez, vicepresidente de Citrix para Latinoamérica y El Caribe. “Lo que nos encontramos es que cada argentino tiene una tendencia diferente a la hora de pensar en la manera de trabajar con la que se sienten más cómodos, por eso, de cara a la Nueva Realidad, las compañías deben pensar en un modo de trabajo flexible en donde se valore la posibilidad de elegir: si se quiere trabajar 100% de manera remota, full-office o con un modelo híbrido según las circunstancias”.

¿Cuáles son los contrastes de los argentinos en cuanto a la experiencia de trabajo remota?

Trabajando desde casa

  • El 39% de los encuestados dijo que su jornada laboral es más larga ahora que trabajan desde casa, y están trabajando en promedio una hora y media más cada día.
  • Sin embargo, el 33% de los argentinos mencionó que su jornada de trabajo no ha cambiado y el 28% indicó que es incluso más corta que cuando trabajan desde la oficina.

Balance entre el trabajo y la vida personal

  • Cuando se les preguntó cómo el impacto del Coronavirus ha afectado la estructura de su jornada laboral, el 58% de los empleados de oficina dijeron que están trabajando en un horario más flexible. A su vez, el 60% de los encuestados comentaron que disfrutan de la flexibilidad de entrar y salir del trabajo cuando lo prefieran.
  • Sin embargo, el 25% reveló que tienen que hacer un esfuerzo consciente para dejar de trabajar en su horario normal, mientras que un 23% encuentra muy difícil desconectarse del trabajo.
  • A su vez, el 47% de los empleados ejercita más frecuentemente con su tiempo libre adicional, aunque un 20% utiliza este tiempo para continuar trabajando.

Productividad y la oficina

  • Casi la mitad (44%) de los empleados mencionó que son más productivos trabajando desde casa, en comparación con el trabajo de oficina. En promedio, son un 46% más productivos.
  • La mayoría de los empleados encuestados (74%) estuvo de acuerdo en que la experiencia ha demostrado que trabajar desde casa con las tecnologías adecuadas puede ser más productivo que trabajar en una oficina.
  • De igual forma, un 58% estuvo de acuerdo en que esta experiencia les ha hecho realmente apreciar el entorno de la oficina y el “ir a trabajar”, y un 63% extraña los aspectos sociales de la oficina.

Futuro del trabajo

  • El 53% de los trabajadores de Argentina desearía tener un estilo de trabajo más fluido entre la oficina y el hogar cuando vuelvan a trabajar en la oficina.
  • En esta misma línea, el 46% desea trabajar desde casa con más frecuencia y el mismo porcentaje prefiere horas de trabajo más flexibles que se adaptan a su estilo de vida y prioridades en el hogar.

La tecnología como habilitador del poder de decisión

Los resultados de la encuesta demuestran que en Argentina no existe un consenso sobre si es mejor el 100% remoto o el full-office, sino que refleja la existencia de prioridades y situaciones en las que es preferible una opción por sobre la otra. En cualquier caso, lo que destaca es la necesidad de que los empleados puedan elegir qué modalidad de trabajo les funciona, y es aquí donde las compañías deben acompañar el cambio cultural con la tecnología centrada en el usuario.

Sea cual sea la modalidad de trabajo que elija un empleado en un momento determinado, los resultados muestran la importancia y el valor en que su experiencia sea siempre la misma, y que se pueda sentir productivo en donde sea que se encuentre. Para ello, es importante que las empresas piensen en espacios de trabajo que se adapten a esas necesidades.

En este sentido, es posible crear espacios de trabajo que garanticen una experiencia de usuario satisfactoria desde donde sea que se conecte el empleado, sin descuidar la seguridad y habilitando modelos de trabajo más flexibles. Por ejemplo, Citrix Workspace crea un único punto de acceso a todas las aplicaciones y archivos que necesita un colaborador, y aprovecha la tecnología para que cada empleado pueda organizar, guiar y automatizar las tareas rutinarias, permitiéndole estar donde realmente ocurre el negocio y se siente más productivo, agregando valor y optimizando su experiencia.

El trabajo post-pandemia será un modelo basado en aprendizajes, que permitirá a las compañías tener presente los factores más humanos del negocio, con el empleado y su experiencia como norte, y pensando en la tecnología como un facilitador para la optimización, retención de talento, el empoderamiento y la libertad de elección” concluye Juan Pablo.

Conectividad y Covid-19: El importante rol de las cooperativas y pequeños ISPs

La pandemia global del Covid-19 puso en evidencia la importancia de la conectividad y el rol fundamental de los actores del sector a nivel nacional. Internet se volvió un servicio esencial y abrió el diálogo entre el sector privado y público para asegurar el acceso.

Hasta el momento la red de Argentina ha respondido sin sobresaltos a los cambios de demanda y tráfico. Es muy importante destacar el rol de las cooperativas y pequeños ISPs. Ellos operan mayormente en el interior del país alcanzando a zonas donde otras compañías, aún las más conocidas, no llegan, porque hacerlo con tendido propio requiere de inversiones que luego no son rentables en comparación con otras zonas del país. Aún así, responden satisfactoriamente a la demanda de cobertura y conectividad en este contexto de pandemia.

Según instituciones nacionales, en el país existen más de 600 cooperativas y más de 1.000 Pymes de telecomunicaciones que desde el 20 de marzo pasado permiten gestionar el crecimiento del tráfico en la red que aumentó, según ARSAT, un 50% desde el comienzo de esta situación.

Argentina cuenta con la Red Federal de Fibra Óptica (Refefo) que es fundamental para brindar acceso a internet en todo el territorio, pero es importante señalar que se trata de una red heterogénea que presenta diferencias en alcance y capacidad según la región que observemos. No es lo mismo el interior del país que las grandes ciudades, y puntualmente en ellas, la distribución del consumo de red ha migrado fuertemente hacia las zonas residenciales durante el aislamiento preventivo obligatorio decretado por el Gobierno Nacional hace ya más de dos meses.

Algunos hábitos de nuestra sociedad cambiarán por mucho tiempo. El teletrabajo ha llegado para quedarse en varios segmentos que han podido continuar operando gracias a esta nueva modalidad. La tele-educación, por su parte, ha puesto a millones de niños, niñas, docentes y profesores a conectarse diariamente durante horas  para continuar son sus clases e instancias de evaluación. Finalmente, y no menos importante: la telemedicina. En un contexto de pandemia y riesgo sanitario queda en evidencia la importancia de la conectividad, su alcance y estabilidad.

A futuro, las cooperativas y los pequeños ISPs, que funcionan mayormente en el interior del país, necesitarán mucho apoyo en el corto plazo. Será necesario seguir trabajando junto a ellos como lo hacemos hasta ahora en soporte, asesoramiento técnico y comercial en el diseño de sus proyectos y también en apoyo financiero. La población está aprendiendo a tener una vida cada vez más digital y es importante apostar al futuro.

La estrategía digital en tiempos de cuarentena

Cuando el COVID-19 llegó al sur de América en un vuelo internacional, el gobierno uruguayo ya estaba preparándose observando desde lejos la expansión de la pandemia.

La llegada del virus era inevitable, pero para poder cuidar a la sociedad y prevenir el caos, los objetivos en una primera etapa eran claros: transmitir información oficial y de calidad al público, evitar saturar los servicios de atención sanitaria y descongestionar las vías de comunicación telefónicas de los proveedores de salud.

En este contexto y para enfrentar el coronavirus COVID-19, además de la solicitud de higiene de manos, aislamiento social voluntario y uso de mascarilla; se desarrolló también una estrategia digital que contempló los siguientes aspectos:

  • La consolidación e integración en un sistema único con una base de casos centralizada, lo que permite realizar un seguimiento global y garantizar una atención adecuada de los casos clínicamente sospechosos y de los vectores de transmisión.
  • Interconexión entre dicho sistema y los distintos canales de comunicación con la población. Esta integración incluyó canales como las centrales telefónicas de prestadores de salud (públicos y privados), la central telefónica especial creada para enfrentar el coronavirus COVID-19 por el Ministerio de Salud Pública, conexión con los sistemas de envío de notificaciones y las empresas que realizaban el testing del virus.
  • La creación de la aplicación Coronavirus UY (y su publicación en los stores) en tiempo récord que, además de dar información y habilitar el cuestionario epidemiológico, al igual que los otros canales de comunicación, asiste a la población en su contacto con los servicios sanitarios. Una vez identificadas como caso clínico, las personas pueden ingresar sus síntomas diarios y comunicarse por telemedicina (prestación de servicios de medicina a distancia) con el personal sanitario de su prestador de salud directamente.
  • El desarrollo y puesta en producción de distintos paneles de control, tanto para el Ministerio de Salud, como para los distintos prestadores de salud de todo el Uruguay. Dichas paneles de control y bandejas de trabajo independientes, permitieron atender y realizar el seguimiento clínico de los pacientes, aún en aquellos prestadores de salud que no estaban totalmente digitalizados o que podían integrarse automáticamente.
  • También fue desarrollado y puesto en línea un canal digital adicional: un chatbot en todos los sitios web del Estado uruguayo, así como también de los prestadores de salud públicos y privados. El chatbot, integrado a WhatsApp y Facebook Messenger, brinda información sobre la enfermedad y su avance en Uruguay, recomendaciones y un cuestionario epidemiológico único creado por el Ministerio de Salud Pública y la Agencia de Gobierno Electrónico (AGESIC) junto al sector privado de Uruguay para las personas con posibles síntomas.

Esta estrategia digital implementada de manera ágil y a buen tiempo está permitiendo organizar la demanda de atención según criterios sanitarios, por lo tanto se optimizan los servicios de asistencia a la población, a la vez que, apoyados en la virtualidad se protege al personal médico y se frena la propagación del COVID-19. Ésto ha sido posible gracias a la infraestructura tecnológica con la que cuenta el país, así como también gracias a la integración y colaboración honoraria entre diversos organismos públicos y privados.

Usar la tecnología GeneXus, en principio, permitió el desarrollo de un sistema sofisticado y con múltiples niveles de interacción en tiempo récord -solamente dos semanas-, y facilitó realizarlo de manera ágil, flexible y escalable para resolver un problema de misión crítica de prioridad global.

Ahora esta tecnología uruguaya permite integrar muy velozmente el sistema que desarrollaron las compañías globales Apple y Google.

Coronavirus UY APP integra tecnología de Google y Apple, y lanza el sistema opcional de alerta de exposición por bluetooth que respeta la privacidad.

Actualmente Coronavirus UY brinda un mecanismo seguro de autoevaluación para el COVID-19 sin saturar las líneas telefónicas y evitando traslados, que apuntan a mejorar la atención de quienes sospechan tener COVID-19. Además, cuenta con funcionalidades como el testing en auto (Drive-Through), para disminuir la posibilidad de contagios, e incluso cuenta con telemedicina para quienes dan positivo en el test. Este sistema optimiza la comunicación entre la población y los servicios de sanidad, al colaborar con los ciudadanos que requieren una evaluación médica.

La totalidad de los pedidos de información y reportes de casos de Uruguay se manejan a través de este sistema, que ha tocado a casi un millón de personas (27% de la población de Uruguay). La aplicación ya ha sido descargada por más de 350.000 usuarios, sólo en Uruguay, y se espera que, con la nueva funcionalidad incorporada junto a Apple y Google de «contact tracing», el alcance sea de más del millón de usuarios.

Alertas de exposición

En esta nueva fase, al encender el Bluetooth del móvil se le permite al dispositivo recibir una alerta de cercanía o exposición a una persona que haya estado diagnosticada con COVID-19.
A su vez, quien tenga el virus podrá colaborar -bajo su consentimiento- compartiendo esa señal desde su móvil (que no envía datos personales ni de ubicación geográfica).

No se produce un intercambio de datos personales si no que estrictamente se trata de señales por bluetooth que son traducidas a “Alerta de Exposición”. Es de valor para el usuario que tendrá en su mano el control de querer recibir una señal que le indique aproximación al virus, para luego -en caso de que suceda la alerta- contactarse con su prestadora de salud a través de la App y solicitar una consulta médica.

Es importante destacar que la información es privada y que los datos personales sólo se centralizan en el Ministerio de Salud Pública cuando el ciudadano registra la solicitud de consulta y diagnóstico.

Es una ventaja para la población poder contar con esta herramienta de prevención y alerta, y por el otro lado para quienes estén en conocimiento de tener coronavirus, es un compromiso de responsabilidad social así como también una excelente manera de colaborar para detener la propagación de la pandemia.

Muchos tienen la chance de obtener beneficios del sistema, pero eso se lo debemos muy especialmente a un subconjunto mucho menor, que son quienes colaboran cuando llega el momento. A ellos se les pide autorización para compartir anónimamente que son vectores de contagio. Es en forma anónima y respetando su privacidad, pero ellos siempre sabrán que eligieron ayudar a los otros. Si algunos dispositivos emiten a su dueño una alerta que de otra forma no hubiese recibido, eso ya es ganancia. Si un usuario recibe una alerta que en realidad no era necesaria, lo peor que puede pasar es que haga una consulta, quizá un test, y se lo descarte como portador. Hay mucho para ganar y poco para perder”, señala al respecto Gastón Milano, CTO de GeneXus. “Cuantas más personas participamos más chances tenemos de recibir alertas y de ayudarnos unos a otros”, concluye.

Esta nueva funcionalidad está desarrollada con tecnologías de Apple y Google integrada a la Aplicación Coronavirus UY. Uruguay es uno de los primeros países de todo el mundo, y el primero en latinoamérica, en poder llevar a su población esta funcionalidad avanzada.